miércoles, 5 de marzo de 2008

Dieta para la Hepatitis

¿ Qué alimentos se deben comer durante la hepatitis?

¿ Qué alimentos se deben evitar?

Alimentos desaconsejados durante la hepatitis

El organismo ingiere una gran cantidad de sustancias que no le son beneficionas y debe deshacerse de ellas. Muchas de estas substancias se adquieren a traves de los propios alimentos: pesticidas, nitratos, ciertas enzimas, etc ; Otras substancias toxicas las adquirimos al respirar en forma de gases tóxicos o penetran al organismo a traves de nuestra piel. Estas substancias se disuelven en la sangre y el hígado es el encargado de depurarlas.

Siendo el hígado el órgano encargado de depurar la sangre y eliminar las toxinas de la misma, la alimentación sera un elemento muy importante a la hora de tener en cuenta la salud de nuestro hígado como su posible recuperación de alguna enfermedad. Dado que no existe medicamento específico para el tratamiento de la hepatitis, la alimentación, junto con el reposo, el uso de plantas medicinales y la abstención de ciertos productos en las comidas se configurán como los principales remedios para la curación de la hepatitis.

Comer alimentos que no obliguen al hígado a trabajar con gran intensidad puede favorecer su recuperación o es una buena manera de prevenir que este enferme. Igualmente se consideran muy adecuados aquellos alimentos con valor depurativo ya que, al eliminar toxinas del cuerpo, ayudan al hígado a cumplir su función principal. En general los alimentos vegetales naturales resultan recomendables durante esta enfermedad

Entre los alimentos que deberíamos evitar porque no resultan beneficiósos para la salud del hígado y, sobre todo cuando se trata de recuperarse de una enfermedad hepática, se encuentran los siguientes:

- El alcohol : Ataca las células del higado y produce a la larga cirrosis. No se debe beber ninguna bebida alcoholica si se sospecha que tenemos alguna enfermedad en el hígado.

- Las grasas : Obligan al hígado a realizar un trabajo muy importante ya que, para disolverlas, este órgano se ve obligado a producir más cantidad de bilis. Por otra parte, las comidas animales , debido a la alimentación de los animales y al proceso de degradación que se ve sometida la carne una vez este muere , contienen por si mismas muchas toxinas que el higado se ve obligado a filtrar, por lo que deberíamos prescindir de ingerir mucha cantidad de alimentos grasientos de origen animal si estamos enfermos del hígado. ( Dentro de estos tendríamos las carnes animales y sobre todo las rojas, la leche entera - mejor desnatada - y sus derivados - quesos, nata, mantequilla,etc.- los embutidos, el pescado con mucha grasa,

Una buena solución consiste en sustituir las grasas animales por las vegetales. En todo caso consumir productos animales no grasientos. En general son muy recomendables los aceites que se han obtenido por presión y no utilizando disolventes, pues, aunque luego se intente filtrarlos, siempre queda algún resto que el hígado tiene que filtrar. Resulta especialmente recomendable el aceite de oliva virgen obtenido mediante presión.

Los frutos secos, los cereales integrales y las legumbres constituyen un buen recurso para proteínas al organismo sino queremos recurrir a las proteínas animales.

- Leche y productos lácteos: Debería reducirse su ingestión durante las enfermedades hepáticas ya que la leche y sus derivados obligan al hígado a realizar un esfuerzo importante.

- Productos de bollería: Ricos en grasas animales, productos lácteos y azúcar no resultan demasiado convenientes durante la hepatitis.

- Bebidas con gas.

- Comidas fritas.

- Comidas precocinadas: Suelen contener mucha sal y conservantes. Es mejor consumir los alimentos frescos.

Alimentos vegetales aconsejados durante la hepatitis

Plantas ricas en arginina: ajos, cebollas, piñas, espárragos, coles, achicorias, pepinos, lechugas, mangos, plátanos, melocotones, avena, etc

Plantas ricas en Vitamina C: ajos, cebollas, pimientos, limones, naranjas, mandarinas, calabazas, melones, zanahorias, albaricoques, ciruelas, patatas, espinacas, uvas, etc.

Plantas ricas en catequinas: cebada, las aceitunas, las peras, las fresas, etc.

Plantas ricas en epicatequinas: te verde, las peras, la uva, etc.

Plantas ricas en glutation: Los ajos, las judias verdes, las patatas, las espinacas, el maíz.

Y, en general, todos aquellos elementos antioxidantes que protegen al hígado de la influencia negativa de los radicales libres. ( Mas información sobre antioxidantes)

Super-alimentos para la hepatitis:

Entre los alimentos especialmente destacados para el tratamiento de la hepatitis mencionaremos:

Las alcachofas: Resultan tremendamente útiles en la regeneración del hígado. Ayudan a liberarle de un trabajo intenso al reducir el colesterol. Conviene comerlas crudas, en ensalada para aprovechas todas sus propiedades. Si se hierven, se debe beber el caldo resultante para no desaprovechar sus valores. Las alcachofas al horno o a la brasa bañadas en aceite de oliva, resultan altamente deliciosas y medicinales por el alto contenido, tanto de la alcachofa como de la aceituna en acido oleico.

Las manzanas: La metionina y el alto contenido en fósforo resultan fundamentales en el control del colesterol. Resulta un fruto excelente que, debido a su carácter básico, podemos decir que es el único fruto que puede comer con cualquier tipo de alimento y a cualquier hora del día, sin producir incompatibilidades alimentarias

Las peras: Por su abundante fibra, por su bajo contenido en sodio que le otorga un gran poder diurético, por su alto contenido en Vitamina B y por su riqueza en azúcares muy asimilables resulta ideal para los problemas del aparato digestivo, incluidos los que afectan al hígado.

Los ajos y las cebollas: Por sus propiedades bactericidas y su capacidad de eliminar materiales tóxicos del organismo.

La avena : Por su riqueza en fibras y por su contenido en proteínas. Ayuda a eliminar los residuos del organismo, evita putrefacciones que conllevarían la aparición de gérmenes y toxinas y puede servir para sustituir a la proteína animal. Es rica en arginina un componente antihepátitico.

Design konnio.com